El 14 de noviembre del 2017, se encontró el cuerpo sin vida de una niña de ocho años en la aldea Cerro Pelón, Zacapa. La víctima se localizó en un barranco con señales de violencia sexual y física.

Las investigaciones del Ministerio Público indicaron que el victimario fue el hermanastro de la niña, Víctor Hugo de 23 años, quien fue acusado por los delitos de violación con circunstancias especiales de agravante y femicidio. La condena correspondiente se dictaminó por 41 años de prisión.

“Desde el inicio del caso la delegación de PGN en Zacapa se constituyó como Querellante Adhesivo. Ahora esperamos la audiencia de Reparación Digna que se llevará a cabo el próximo 15 de junio.”, explicó Irma Aldana de Paz Delegada Regional.

Los profesionales de PGN en Zacapa están a la espera de la audiencia de Reparación Digna que se llevará a cabo el 15 de junio.

Historia

Los progenitores de la niña salieron aquella mañana de noviembre y la dejaron a cargo de sus hermanos. En ese lapso de tiempo se llevaron a cabo los hechos.

Durante el debate público el acusado indicó “Sí la maté, pero no la violé”, sin embargo, el peritaje mostró todo lo contrario, lo que indicó que era el responsable de lo sucedido a la víctima.