Los casos de abuso sexual y vulneración de derechos de niño, niña y adolescente (NNA) y mujeres casi nunca se denuncian por miedo a represalias, vergüenza, y la culpabilidad que las víctimas padecen. Por esta razón la Procuraduría General de la Nación (PGN), a través de la Delegación en Coatepeque, participó en conjunto con el Ministerio Púbico (MP) en el taller denominado Delito de Omisión de Denuncia, dirigido a propietarios de Hoteles y Auto-hoteles de la localidad.

El pasado jueves 28 de junio la licenciada Wendy Brisuela, delegada departamental de PGN, informó a los asistentes sobre la importancia de denunciar y cómo hacerlo, para evitar que los NNA sean víctimas de este flagelo.

Asimismo, recalcó la importancia de evitar el ingreso a las parejas adolescentes al negocio, porque esto puede repercutir en acciones legales contra los propietarios. También se les informó que toda denuncia es anónima y que además contribuyen a detener dichas acciones donde se vulnera los derechos de los NNA y de mujeres.

El taller se realizó en el segundo nivel de la Biblioteca municipal de Coatepeque.