Diversas entidades se unen para sensibilizar sobre el Derecho a la Inclusión.

El miércoles 18 de octubre de 2017, se llevó a cabo el foro de El Derecho a la Inclusión, una oportunidad de acercarse a quienes trabajan con personas con discapacidad y buscan que ellos se desarrollen en la sociedad.

La Unidad de Protección de los Derechos de la Mujer, Adulto Mayor y Personas con Discapacidad de la Procuraduría General de la Nación fue la encargada de promover este foro que aglutinó a distintas organizaciones de y para personas con discapacidad, para proveer herramientas de sensibilización sobre los derechos de las personas con discapacidad.

 

Temáticas

Pedro Samayoa del proyecto Kipling, incentivó sobre la necesidad de promover la igualdad de condiciones para todos en el marco de la educación accesible.

 “Sin una educación de calidad y adaptada para cada persona, siempre existirá una barrera para lograr la inclusión”, enfatizó Samayoa. Asimismo, agregó que también se debe ver y experimentar la realidad de las personas con discapacidad y así lograr una perspectiva diferente, que implica también una actitud incluyente.

Por su parte, Gabriel Escobar, de la Asociación de Ciegos para la Cultura y el Deporte dijo que se debe asegurar que las personas con discapacidad, tengan acceso efectivo a la justicia, para que sus derechos no se vean vulnerados. 

 

Empoderamiento

La representante de la Fundación Guatemalteca para niños con Sordocegurera Alex (Fundal), Helen Sinibaldi de Bonilla, compartió su experiencia cuando adoptó a Alex, un niño de 4 años, que no veía, y tampoco hablaba, tenía sordoceguera.

“Recuerdo cuando lo bautizaron y alguien me dijo que él no contaba porque no podía hablar. En ese momento supe que Alex era como cualquier otro niño, solamente necesitaba más amor y otra forma para comunicarme o conectarme con él, fue así como nació Fundal”, relató, de Bonilla.

Simkhat Mijangos de Benemérito Comité Pro ciegos y sordos de Guatemala, es pedagoga y promotora de Derechos Humanos, actualmente estudia para ser Abogada y Notaria y Maestría en Gestión de Desarrollo de la Niñez y Adolescencia. Compartió su experiencia como persona con discapacidad.

“Ser una persona sorda no fue impedimento para que buscara desarrollarme y tomar mi espacio en la sociedad. Las personas con discapacidad poseemos muchas habilidades, solo necesitamos espacios que sean más incluyentes y una sociedad más humana”, concluyó.

 

La Procuraduría General de la Nación se une a una política incluyente. A la fecha parte de su personal son personas con discapacidad física. La Licenciada Pahola Solano, quien labora como Profesional Jurídico, y Gary Cuyán, técnico en telecomunicaciones.