La Procuraduría General de la Nación (PGN), a través de la Delegación Regional en Retalhuleu, rescató a 4 niñas de 5, 7, 10 y 11 años de edad, en la cabecera departamental, quienes se presume fueron víctimas de violencia sexual.

De acuerdo a la denuncia, las niñas fueron vulneradas en la indemnidad sexual, que es el derecho de un ser humano a no sufrir interferencias en el desarrollo de su propia sexualidad. Cuando los profesionales llegaron al lugar, las niñas estaban solas, por lo que las trasladaron al Juzgado de Niñez y Adolescencia y Adolescentes en Conflicto con la Ley Penal de la localidad para buscar las medidas de protección.

El Juez otorgó la solicitud de PGN y ahora las pequeñas se encuentran de forma provisional en un albergue, mientras se busca el recurso familiar idóneo.

 

Profesionales de la Procuraduría General de la Nación, durante la solicitud de medidas de protección ante el juez.