La Procuraduría General de la Nación (PGN), a través de la Procuraduría de la Niñez y la Adolescencia (PNA), presentó un plan de necesidades para la atención de los niños, niñas y adolescentes que se presume se encuentran en estado de orfandad y que sufrieron quemaduras derivado de la tragedia por la erupción del Volcán de Fuego, el pasado domingo 3 de junio.

Este plan se apega a lo establecido en el artículo 05 del Decreto 14-2018 emitido por el Congreso de la República de Guatemala donde se declara Estado de Calamidad, y en el artículo 5 señala que: “Se otorga un aporte de los recursos propios del Congreso de la República, por la cantidad de diez millones de quetzales, para que se establezca la atención de niños y niñas que quedaron huérfanos, así como  los que fueron afectados por quemaduras debido a la erupción del Volcán de Fuego, siendo las unidades ejecutoras del presente fondo, la Procuraduría General de la Nación y el Ministerio  de Salud Pública y Asistencia Social”. Sin embargo,  se asignaron cinco millones a PGN los cuales aun no se hacen efectivo a la institución.

Profesionales de PGN durante verifican en los hospitales a niños, niñas y adolescentes que fueron víctimas de la tragedia del Volcán de Fuego.

Plan de atención

La atención de Niña, Niño y Adolescente (NNA) durante y después de la tragedia del Volcán de Fuego se trabaja a través de los protocolos diseñados en el Sistema de Atención Integral para la Niñez y Adolescencia, que busca la restitución inmediata de sus derechos, a través de los Equipos Multidisciplinarios y Equipos de Seguimiento de la PGN. Además, disminuye la cantidad de NNA institucionalizados, es decir aquellos casos donde el juez dictaminó que se lleven a un hogar de abrigo y protección. La aplicación del Sistema permite la efectividad y celeridad de los casos.

“El equipo Multidisciplinario esta conformado por cinco profesionales: Abogado, Auxiliar Jurídico, Psicóloga, Trabajadora Social, Investigador, y la inversión es de aproximadamente Q39 mil por cada equipo  solo de honorarios. Mientras que,  los Equipos de Seguimiento cuentan con  tres profesionales: Psicóloga, Trabajadora Social e Investigador con un costó de honorarios de Q22 mil por equipo. Para cubrir la crisis nacional del Volcán de Fuego, es necesario contar con varios equipos multidisciplinarios y de seguimiento con una duración de por lo menos seis meses”, enfatizó Lic. Harold Flores, Procurador de la Niñez y la Adolescencia.

Asimismo, a esto se debe sumar los insumos necesarios para que realicen la labor los profesionales que sean contratados para este trabajo específico.