La Procuraduría General de la Nación (PGN), a través de la Unidad Penal de la Procuraduría de la Niñez y Adolescencia (PNA), participó como querellante adhesivo en la primera declaración de Héctor Alfredo Bin Poron sindicado del delito de agresión sexual con agravación de la pena.

La víctima tiene siete años y su victimario es el padrastro. Ahora la niña se encuentra bajo el resguardo de la familia. El juez dictó prisión preventiva al sindicado y otorgó tres meses al Ministerio Público para presentar la investigación del caso.

La Unidad Penal de Niñez de la PGN participa como querellante adhesivo en el caso.