PRINCIPIOS

 

Igualdad: Todas las personas son atendidas sin ningún tipo de distinción preferente.

Legalidad: Todas sus actuaciones se encuentran apegadas a derecho.

Objetividad: En los asuntos sometidos a su consideración actúa sin prejuicios y con una actitud imparcial.

Justicia: Cumple con sus funciones otorgando a cada uno lo que le es     debido,    tanto en sus relaciones con el estado, como con la población.

Transparencia: Destina todos sus recursos a la obtención de sus objetivos y comunica abiertamente a la ciudadanía la ejecución de sus acciones sustantivas, administrativas y financieras.