Guatemala 14 de septiembre de 2016 – La Abogacía Penal de la Procuraduría General de la Nación (PGN), informó que la empresa Bellamar Tiquisate, S.A., acusada por actos de defraudación tributaria, canceló 370 millones 358 mil 953.57 quetzales. Este monto corresponde a los impuestos que dejó de percibir el Estado de Guatemala, más los intereses y multas correspondientes.
Abraham Vela, titular de la mencionada unidad, añadió que la PGN, en conjunto con el Ministerio Público (MP) y la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT), participó en la audiencia de suspensión condicional de la persecución penal, debido a que la entidad anteriormente indicada realizó el pago que le fue requerido.
El depósito se corroboró, según el funcionario, por medio de los recibos de ingreso de cobranza de la SAT. Por lo que finalmente la cantidad antes descrita ingresó al fondo común del Estado de Guatemala.