Sacatepéquez, 17 de octubre de 2016. – El equipo de la Procuraduría General de la Nación atendió por segunda ocasión a tres hermanos de la localidad que sufren desnutrición. Los delegados gestionaron las acciones correspondientes para que recibieran el apoyo médico que requería su condición.
En la denuncia presentada se explicó que los padres de los niños desatendieron sus necesidades. Por lo que fue necesario ingresar a los niños de forma urgente en el hospital de Chimaltenango.
El caso se conoció por primera vez en 2014. En esa ocasión los niños fueron rescatados y más adelante por orden de juez fueron devueltos a sus padres.