Coordinación interinstitucional permitió que se le extinguiera a Carlos Muñoz, exintendente de la SAT Q5 millones 835 mil 446 con 63 centavos.

Por Yadira Montes

El Juzgado de Extinción de Dominio declaro con lugar la sentencia que extingue los saldos de cuentas bancarías y cheques de caja de Carlos Enrique Muñoz Roldan, exintendente de la Superintendencia de Administración Tributaria de Guatemala –SAT- y su esposa Ingrid Borjes Moreno de Muñoz.

De acuerdo con las investigaciones sus acciones dentro de la SAT beneficiaron a varios funcionarios aduaneros, sin los cuales no hubiera sido posible la operación de la estructura del caso conocido como La Línea.

Antecedentes

El 16 de abril del 2015 la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala –Cicig- promovió el caso, que involucró en ese entonces a varios altos funcionarios en una red de contrabando en el sistema aduanero del país. Desde el inicio más de 30 personas fueron vinculadas entre ellas Muñoz.

El caso se promovió ante el Juzgado Extinción de Dominio por las actividades ilícitas de lavado de dinero y cohecho, las cuales cometió antes y durante fungió como intendente de la SAT.

La coordinación interinstitucional entre el Ministerio Público –MP-, Organismo Judicial –OJ-  y Procuraduría General de la Nación –PGN- logró que los saldos de cuentas bancarias a nombre de Muñoz y su esposa que ascienden a Q115 mil 446 con 63 centavos pasara a favor del Estado, así como los Q5 millones 720 mil en cheques de caja.

 

Continúa el compromiso…

 

.